martes, 15 de mayo de 2012

The Boss en Sevilla

El pasado Domingo tuvo lugar el primer concierto de la gira europea del 2012, en presentación de su nuevo disco  "Wrecking Ball", del maravilloso "The Boss" o también conocido como Bruce Springsteen. Gran cantidad de sevillanos fueron testigos de este memorable acontecimiento, pero no serán los únicos, ya que el Boss vuelve el 15 de mayo a Las Palmas, el 17 y 18 de Mayo a Barcelona, el 2 de junio en San Sebastián y 17 de junio en la capital.
La noche fue mágica, teniendo a un hombre de 62 años sin parar que una vez subido en el escenario parece un jovencísimo de 18 años; calurosa, con una temperatura que rondaba los 40 ºC; y ensordecedora e inolvidable, con el rugir de las guitarras, el enloquecedor ritmo de la batería y los estridentes solos del saxofón de la legendaria E Street Band.
Pero aunque parezca mentira, Bruce no desbordó el recinto previsto para el concierto, El estadio Olímpico de la Cartuja, de las 34.000 entradas a la venta se vendieron las 3 cuartas partes, sobrando de este modo unas 2.000 entradas. El motivo de esto...¿Poca información sobre el evento? ¿Poca publicidad? ¿O falta de gente que les apasione la buena música?
De una manera u otra, agotando entradas o no, Springsteen arrasó con unas impresionantes 3 horas de concierto, en las que, junto a la E Street Band, encadenaron temas clásicos y nuevos como Death of my hometown, Shackled and Drawn, Waitin'on a sunny day, o el mítico y famoso Born to run. Hacia el final del concierto acabaron con la conmovedora Tenth Avenue Freeze-out, que recuerda, la incorporación a la banda del recientemente fallecido Clarence Clemons, al que homenajean con un emotivo silencio a mitad de la canción mientras se exhiben imágenes suyas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario